Siervas en alerta – ¿Perder o salvar la vida?

Siervas en alerta – ¿Perder o salvar la vida?

Que cada una de nosotras nos podamos perfeccionar a cada día como siervas y que, sobre todo, vivamos en constante estado de alerta y vigilancia pues, lamentablemente, vemos que muchas que se dicen ser siervas se han desviado del objetivo inicial que tenían cuando se propusieron servir a Dios.

Vamos a hablar de un versículo, que es una preciosa señal de ALERTA para nuestra salvación y servicio en la obra de Dios:

“Todo el que procure salvar su vida, la perderá; y todo el que la pierda, la salvará.” (Lucas 17:33)

¿En qué circunstancias procuro salvar mi vida?

  • Cuando pongo mis ocupaciones por encima de Dios y de Su obra.
  • Cuando preservo mi reputación más que mi comunión con Dios, aunque, para eso, tenga que omitir la verdad para no ser “perjudicada” o para no salir de la posición de obrera.
  • Cuando no abro mano de una idea fija o de un concepto antiguo que no me permite cambiar.
  • Cuando pienso que el tiempo está pasando y que tengo que aprovechar la vida y por eso paso a tener más placer en satisfacerme a mí misma que al Señor, que me llamó para Su obra.

Salvar la propia vida es ponerla por encima de Dios.
¡Quien se quiera salvar, va a perder! ¡Quien pierda, se va a salvar!

Hasta parece una incongruencia, pero es la propuesta establecida por el Señor Jesús para la conquista del mayor tesoro de esta vida: la Salvación. En la sociedad en la que vivimos el orden es inverso: ¡todos se esfuerzan por salvaguardar su imagen, los bienes, la apariencia, las superficialidades, despreciando lo que realmente importa!

¡Vamos a activar nuestro estado de ALERTA y analizar si hemos estado salvando nuestra vida dejando en jaque nuestra Salvación, aunque fuera de manera sutil!

Es para pararse a pensar, ¿verdad?
Deja tu comentario y dinos: ¿qué te ha llamado la atención?

Dejar un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

12 comentários

  1. Hola Sra, lo que entendí es que uno debe vigilar todos los días, a cada momento si realmente estamos en la fe, o viviendo nuestra voluntad.

    Ver más
  2. Muy fuerte

    Ver más
  3. Después de mucho tiempo de obra, vi tanta gente poniendo como prioridad su vida fisica y perdiendo su salvación.
    Piden un buen trabajo, lo obtienen y con el tiempo ya no vienen o llegan tarde ya no se colocan el uniforme, solo domingo se lo colocan pero como ponerse una prenda, termina la reunión y se van……con el tiempo «SE VAN».

    Ver más
  4. Señora me llamó la atención lo de conservar la reputación y bueno es verdad en mi caso no es la mia sino la de mi hijo a veces quiero hablar luego pienso en él y me digo no me corresponde a mi es su vida él conoce la verdad él que hable y limito para que siga teniendo la misma posición la verdad es que tengo miedo que se vaya y se pierda en el mundo.

    Ver más
  5. No nos sirve guardar la vida si no guardarmos nuestra salvacion que en realidad es lo que nos garante la vida eterna, la vida en la tierra en ese mundo es apenas un pasaje donde cruzamos el desierto para conquistar la tierra prometida.

    Ver más
  6. Buenas tardes señora!.
    Me llamo la atención cuando dice que «Salvar la propia vida es ponerla por encima de Dios», es muy fuerte eso, nuestro objetivo no debe desviarse de que el primer lugar debe ser para Dios y no dejar que nada ocupe el lugar que a él le pertenece para permanecer salvos. Amén!
    Dios le bendiga!

    Ver más
1 2