¿A quienes invita Jesús para que vayan a Él?

¿A quienes invita Jesús para que vayan a Él?

«Venid a mí, todos los que estáis cansados y cargados, y yo os haré descansar.» Mt 11:28

Cansados: Él llama justamente a aquellos que están cansados de esforzarse tanto en vano, que están hartos de autocompadecerse y de sentirse manipulados por las circunstancias y las personas. En definitiva: Él invita a aquellos que se sienten inútiles.

Oprimidos: Jesús llama a los que se sienten avergonzados de su propia conducta y de las injusticias que han practicado. Aquellos que han estado sujetos a sus propias debilidades y que no tienen fuerzas para cambiar.

¡Son esos a los que Jesús llama! A los que son IMPERFECTOS, pero que desean lo que es justo y verdadero.

Ahora piensa: ¿Cómo te has aproximado a Dios?

¿Será que tu inteligencia, tu posición en la iglesia y tus propias opiniones están delante de ti cuando te aproximas a Dios? Si tienes la costumbre de auto-vanagloriarte, entonces, cuando vas hacia Jesús, no lo haces con la necesidad de escucharLo y de expresarte con sinceridad. Por eso usas esas palabras repetitivas en tu oración, palabras que no expresan nada de la realidad que vives pues, en el fondo, solo prestas atención a tu objetivo: hacer aquello que te gusta y que te hace sentir tan bien.

Actuando así, te aproximas a Dios como alguien que merece, no como alguien que necesita del Salvador.

Ahora vas a entender mejor las palabras del Señor Jesús cuando dijo que Él no vino para los sanos, sino para los enfermos.

Tu objetivo principal determina la manera en que te acercas a Dios. Si tu objetivo es algo exterior como tus obras o tus cualidades, no sentirás la necesidad de buscar al Salvador. En cambio, si tu objetivo es algo interior, (lo que sucede dentro de ti y que tiene que ver con tu alma), todo será provechoso. Sentirás la necesidad del Salvador porque cuando te centras en tu interior, examinas tus propios pensamientos, sentimientos, prioridades, tiempo, esfuerzo, conducta etc., ¡consigues ver la cantidad de límites e imperfecciones que tienes y entiendes la importancia de hablar con Dios y expresar lo que ves en ti! Esto pasa a ser una necesidad, algo que debe ser hecho. Siendo así, te pones, no en la posición de salvadora de ti misma, autosuficiente, sino como alguien que necesita del Salvador.

Solo así nuestro acercamiento al Señor Jesús tendrá sentido, tendrá resultados, tendrá respuesta. Y esta respuesta no durará solo un periodo de tiempo, sino que será de por vida. Porque cuando Jesús da descanso es para siempre. No es temporal.

No te olvides: para que tengas alivio o descanso por parte de Dios, tienes que ir hasta Él, y no a tus obras. Es necesario que pongas toda tu atención en tu alma, en todo momento. Solo así estarás poniéndote en la condición de alma perdida, que necesita de la Salvación.

Viviane Freitas

Dejar un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

1 comentário

  1. Sra Viviane soy Natalia quería contarle que es esto lo que sucede hace tiempo que voy a la iglesia y aún no consigo liberarme y ser bautizada no logro entender el porqué de mi conflicto me cuesta exponer todo lo que sucede dentro mío con Dios y con las personas

    Ver más