Orientaciones

Viviane Freitas

  • 2
  • Ene
  • 2017

Orientaciones

  • 2
  • Ene
  • 2017

¡Hola a todas!

Vamos aprender a dar el diezmo de nuestro tiempo para Dios, poniendo realmente nuestra vida en el Altar e interesándonos por los pensamientos de Dios. Para esto, tendremos que disciplinarnos para dedicar este tiempo como algo sagrado, dejando de estar ansiosas, preocupadas y ajetreadas, haciendo de la meditación nuestro primer momento del día.

PREPÁRATE:

ALARMA – Prepara tu alarma y duerme más temprano para que no hagas las cosas de cualquier manera, sino con toda tu fuerza. Levántate 1 hora antes de empezar tu rutina o empezar con tus responsabilidades, para no estar ajetreada o ansiosa con los quehaceres que empezarás en el día.

ESTAR EN ESPÍRITU – Es de suprema importancia estar en espíritu de oración, para que Dios hable contigo y veas lo que te falta hacer o ser.

MEDITA – No escuches el audio de la meditación antes de que medites en las Sagradas Escrituras. ¿Por qué? Porque es necesario que te intereses, esfuerza tu mente para comprender. No saques tus propias conclusiones de inmediato. Tráelo para tu vida, la meditación requiere que busques, cuestiones y pienses de forma que puedas ejercitarlo en tu día a día. Presta atención en ti misma delante de lo que estás leyendo. Compárate con las escrituras, y después pesa, evalúa y juzga la situación.

PENSAMIENTO – Vamos a dormir pensando en el momento que tendremos con Jesús. Después cumpliremos con todas nuestras obligaciones, vamos a permitir que nuestros últimos pensamientos sean para prepararnos para el día siguiente.

VIGÍLATE A TI MISMA – El vigilar muestra que has guardado lo que has leído, lo consideras y respetas. Tienes temor en cumplirlo. Cuando te vigilas, realmente estás pensando en tus reacciones delante de aquello que sabes. Presta atención a cómo estás actuando durante todo el tiempo: lo que tu hablas en tu interior, aquello que haces con tu tiempo, como hablas con Dios, lo que haces sobre lo que pediste a Dios, etc. Vigila y presta atención a ti misma en todo, incluso en tus actitudes con las demás personas.

SECRETO DE LA MEDITACIÓN:

TENER NECESIDAD DE DIOS – Basta que observes cuando estás afligida, porque estás más sensible para oír, humilde, e incluso tus pensamientos tienen el objetivo de obtener aquella necesidad atendida. Así es cuando yo tengo sed de saber lo que Dios quiere que yo haga y sea.

NO ESTAR ANSIOSA PREOCUPADA – Es importante que medites sin que estés preocupada con tus quehaceres. En caso de que esto acontezca, y estés con tu cabeza preocupada o ansiosa, haz una oración en la que determines que no vas a ceder para aquella preocupación. Expulsa de ti la ansiedad y sigue meditando.

PENSAMIENTOS EN DIOS – Es muy importante leer y meditar, y no dejar que se evapore aquello que Dios habló en su Palabra.
¿Cómo? Dejándote distraer por con los cuidados, trabajo y preocupaciones del día a día. Debemos estar todo el tiempo en sintonía con Dios, en lugar de pensar en cosas cotidianas.

 

Dejar un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

21 comentários

  1. Boa noite dona Viviane, Deus a abençoe grandemente. Cada áudio tem me ajudado a conhecer-me e a enxergar coisas que estavam em oculto dentro de mim e que agora, estou colocando pra fora. E o melhor de tudo é que estou sendo moldada por Deus e sendo transformada numa mulher verdadeiramente nascida dEle.
    Que Deus a use sempre para ajudar a muitas outras almas aflitas. Abraço.🌷

    Ver más
  2. Amen asi es sra.viviane .sus palabras de sabiduria me an ayudado mucho a entender muchas cosas .que antes yo no practicaba .

    Ver más
  3. Es muy sierto lo de meditacion yo voy a ser asi como dise la palabra y no enfocarme en nada mientras este en todo relacionado con DIOS

    Ver más
1 2 3 4