Escucha

Escucha

“Aparta mis ojos de mirar la vanidad, y vivifícame en tus caminos.” Salmos 119:37
¡Cuántas veces estamos mirando a nuestra vanidad! La vanidad, es lo que brilla a tus ojos y te hace sentir superior.
¿Qué puede ser eso? ¿ropa? ¿cabello? ¿bolso? ¿posición? ¿éxito? ¿cuerpo? ¿reconocimiento de los demás?
No miremos al oro, sino al Altar, que es el camino de Dios. ¡Él nos vivifica! Quita aquello que puede matarnos espiritualmente.

Dejar un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*